martes, 2 de abril de 2013

Tamales con motivo del Día de la Candelaria

El inicio de la amena jornada por el Día de la Candelaria
Con motivo del Día de la Candelaria, don Alejandro Durán Raña, presidente del Patronato de la Casa Hogar, compartió como cada año lo hace con las niñas los tradicionales tamales. Ocasión que las niñas aprovecharon a su vez para festejarle a «papa Durán», como le dicen, su cumpleaños, que había sido el 31 de enero, días antes.


El señor Durán estuvo acompañado por familiares, amigos e integrantes del Patronato de la Casa Hogar, quienes disfrutaron de un ameno programa que las niñas prepararon en honor del presidente del Patronato.
Las niñas dieron inicio con el programa que habían preparado
Cantaron y bailaron temas del puritito Norte
La Fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria o Fiesta en Honor a la Virgen de la Candelaria, es una fiesta popular celebrada por los cristianos, en honor de la Virgen de la Candelaria, advocación mariana aparecida en Tenerife (Islas Canarias), al suroeste de España, a principios del siglo XV. Tiene lugar el 2 de febrero, Día de la Candelaria, y en algunos lugares (Canarias, Campillos, Palencia...) se extiende durante varios días generalmente por ser la patrona del lugar.
Cantaron y bailaron antes de degustar los exquisitos tamales
Inicialmente la fiesta de la Candelaria o de la Luz tuvo su origen en el Oriente con el nombre del "Encuentro", posteriormente se extendió al Occidente en el siglo VI, llegando a celebrarse en Roma con un carácter penitencial. Aunque según otros investigadores dicen que esta fiesta tuvo su origen en la antigua Roma, donde la procesión de las candelas formaba parte de la fiesta de las Lupercales. Esta celebración se unió más tarde a la liturgia de la Presentación de Jesús en el Templo, asociada a los cirios, antorchas y candelas encendidas en las manos de los fieles.
Una nueva experiencia de las niñas que se desenvuelven en un ambiente de fraternidad
Su fiesta se celebra, según el calendario o santoral católico, el 2 de febrero en recuerdo al pasaje bíblico de la Presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén y la purificación de la Virgen María después del parto, para cumplir la prescripción de la Ley del Antiguo Testamento.


La fiesta es conocida y celebrada con diversos nombres: la Presentación del Señor, la Purificación de María, la fiesta de la Luz y la fiesta de las Candelas; todos estos nombres expresan el significado de la fiesta. Cristo la Luz del mundo presentada por su Madre en el Templo viene a iluminar a todos como la vela o las candelas, de donde se deriva el nombre de "Candelaria".

Momento en que dedican las emotivas Mañanitas a don Alejandro Durán
Tras la aparición de la virgen en Canarias, y a su identificación iconográfica con este acontecimiento bíblico, la fiesta empezó a celebrarse con un carácter mariano en el año 1497, cuando el conquistador de Tenerife, Alonso Fernández de Lugo celebró la primera Fiesta de Las Candelas (ya como Virgen María de La Candelaria), coincidiendo con la Fiesta de la Purificación. Más tarde esta advocación mariana y su fiesta sería llevada a varias naciones americanas de mano de los emigrantes canarios.
Luego vino la entrega de los regalos que dieron al señor Durán Raña
Sincretismo cultural

En el mundo indígena, el ciclo de la purificación y penitencia inicia con la fiesta de la Candelaria, continúa con el carnaval, la cuaresma y la Semana Santa, es decir en sentido diferente al calendario católico tradicional, que marca el inicio de dicho ciclo con el segundo.
Don Alejandro abre sus regalos a petición de las niñas y sumamente emocionado
Si se sabe que la siembra y las estaciones del año marcan la vida religiosa, social, comercial y cultural de los pueblos, esto queda demostrado con las festividades del Día de la Candelaria, que en México se conmemora desde la época colonial.
Una linda corbata fue uno de los regalos de las niñas de la Casa Hogar
Conforme a la región y el grupo étnico, la celebración tiene determinadas características, así hay quienes lo hacen con bailes populares, juegos pirotécnicos, procesiones, ferias, música de banda, representaciones teatrales, intercambio de flores, danzas tradicionales y, por supuesto, la bendición al Niño Dios.
El cariño de don Alejandro a las niñas es recíproco
En algunos lugares, como en la Ciudad de México, se ha hecho una tradición que a las personas que les tocó el muñeco durante la partida de rosca del Día de Reyes se convierta en el padrino del Niño Dios para cumplir con el Día de la Candelaria.


"Para cumplir con su tarea, el padrino o madrina debe levantar al Niño del pesebre del nacimiento, donde se colocó el 24 de diciembre luego de arrullarlo, en la casa que ofreció la merienda del día seis de enero, ya levantado tiene que vestir al Niño Dios", explicó Alma Solís del Manzano, estudiosa de esta tradición popular.
Llegó la hora de partir el pastel y doña Marta Bañuelos de Durán le ayuda a su esposo
El ritual del Día de la Candela de chocolate espumoso o atole de diversos sabores.
Todo el ritual que significa la celebración del Día de la Candelaria es resultado del sincretismo de dos culturas y religiones: la católica, que remite a cuando la Virgen María llevó al niño Jesús al templo, y la prehispánica, en la que se llevaban tamales al rendir culto a los dioses.

Otro más de los regalos de las niñas al presidente del Patronato
La tradición prehispánica establecía que se debía llevar tamales cuando se rendía culto a Tlaloc, a Chalchiuhtlicue (dioses del agua) y a los tlaloques (ayudantes del primero), quienes derramaban su lluvia sobre la tierra asegurando así buenas cosechas.
También Marta Bañuelos recibió regalos de las niñas por su reciente cumpleaños
Tal festividad se asocia e integra a la celebración católica que también se hace coincidir con la fertilidad de la tierra y los beneficios del agua.
A repartir el pastel
El antecedente remoto de vestir al niño Dios data del siglo VI, cuando se comenzó a celebrar la Fiesta de la Purificación de la Virgen María y se presentaba al Niño Jesús en el templo de Jerusalén, misma que se extendió luego a los países del Medio Oriente.
Y le ayuda la Madre Superiora de la Casa Hogar
Años después, está celebración llegó a Roma, donde pasó a formar parte de la letanía. Más adelante, en el siglo IX, se le agregó la ceremonia de bendición de las candelas, palabra de donde se deriva la fiesta del Día de la Candelaria.
Las niñas de la Casa Hogar el día de la tamalada
Fiesta en Coyoacán (La Candelaria)

La festividad en honor a la Virgen de la Candelaria venerada en el pueblo de La Candelaria, Coyoacán se ve distinguida por el colorido de sus andas que se remontan a la época prehispánica. Elaboradas con flores naturales sostenidas por una estructura de madera, son su mayor vista de manera folclórica.
Nuevamente el momento en que cantan las Mañanitas a don Alejandro
Así mismo los habitantes de esta zona, elaboran tapetes de aserrín pintado, lo que marca un alto talento en el manejo de matea, acompañada de salvas de cohetes, castillos multicolores, su tradicional atolada (llamada así por la cantidad de atole de pinole, que es obsequiado a toda la gente, para mitigar el frío de la noche) pueblos vecinos que al igual que las comparsas en Europa, realizan caravanas con imágenes religiosas de los pueblos circunvecinos.
Chiquitinas de la Casa Hogar de las Niñas de Tláhuac
Don Alejandro con una de las niñas
Con una pasante de servicio social recientemente llegada de Alemania
La tradicional fotopgrafía de grupo
Otra más por si alguna persona faltó
La gran familia de la Casa Hogar de las Niñas de Tláhuac

No hay comentarios:

Publicar un comentario